Agroturismo en Río Negro, Argentina

Agroturismo en Río Negro, un viaje entre sabores y naturaleza infinita.

El Alto Valle y el Valle Medio representan dos zonas de suma belleza natural. La experiencia vivencial del campo en la Patagonia Argentina se vive en cada una de sus ciudades, sumada a un creciente desarrollo industrial también abierto al turismo.

La provincia de Río Negro, en la Patagonia argentina, presenta una amplia oferta turística que se extiende en cuatro zonas, cada una con destinos, productos y servicios particulares: la montaña, el mar, la estepa y sus valles.

En un recorrido que comprende las ciudades del Alto Valle y Valle Medio, se pueden conocer las costumbres, los productos autóctonos, los paisajes verdes y la gastronomía de la región, además de realizar tareas típicas en las chacras y granjas.

Ver más en Paraíso Dorado | Destinos

Al visitar los valles que circundan el río Negro, el caudal de agua más grande la Patagonia, el turista encuentra el paisaje típico de chacras plantadas con frutales y rodeadas por extensas alamedas. Es un escenario colorido y cambiante, de acuerdo a las épocas del año en que se visita. En primavera, cuando los manzanos y perales están en flor, son tierras sumamente atractivas, pero durante todo el año es posible vivenciar la rutina de las zonas rurales a través de distintas actividades que ofrecen estos poblados llenos de magia y encanto.

El Alto Valle y su producción

Al noroeste de la provincia, en la confluencia de los ríos Limay y Neuquén, se extiende un territorio rico en producción frutihortícola unida por la Ruta Nacional 22, entre las ciudades de Chichinales y Cipolletti. Abarca unas 10 localidades, y es la región patagónica más poblada y desarrollada. Con innumerables alternativas para el turismo, es reconocida por la producción de peras y manzanas, frutales de carozo y uva; además de desarrollar una importante industria asociada a sus productos: empaque y conservación de frutas en fresco, producción de jugos de frutas y vinos.

Para recorrer la zona y disfrutar sus bondades, basta trazar un mapa desde Cipolleti, situada cerca del nacimiento del río; que atraviese las localidades de General Fernández Oro, Allen, M.Guerrico, J.J.Gómez, General Roca, Steffenelli, Cervantes, Mainqué, Ing. L.A.Huergo, Gral. Enrique Godoy, Villa Regina, hasta llegar a Chichinales.

En Cipolletti se encuentra una gran cantidad de chacras donde la actividad principal es la recolección de manzanas y peras. Además, se pueden visitar distintos tipo de establecimientos productivos atendidos por sus propios dueños y plantas de empaque donde el turista conoce todo el proceso que se lleva a cabo para el embalado, conservación y comercialización de los productos originarios de la zona.

La mayoría de las granjas y pequeñas industrias se extienden en la Ruta Nacional 151 y en la venida General Roca, y ofrecen paseos en sulky, cabalgatas, trabajo en la huerta y contacto con animales de la granja, además de cocina rústica. Otras tienen servicios más amplios que incluyen asado criollo, degustaciones, piscina, lugares de acampe y servicios de té.

Cipolletti forma parte de la Ruta del Vino y alberga las bodegas más antiguas de Río Negro que elaboran vinos tanto de forma artesanal y tradicional, así como las más modernas y tecnológicas. Las bodegas abren sus puertas a las visitas guiadas turísticas y la degustación de sus cepas.

En la ciudad es común encontrar espacios de recreación para toda la familia como el Predio del Ferrocarril (Av. Fernández Oro); el Parque Rosauer y Plazoletas (Av. Mengelle y Mariano Moreno) uno de los espacios verdes más importantes y frecuentado; el Monumento al Inmigrante, el Paseo de la Familia (calle Roca) la Capilla Histórica Sagrada Familia, ubicada sobre la calle Yrigoyen; y el Museo Provincial Carlos Ameghino, ubicado en el predio del club Marabunta, con piezas arqueológicas y paleontológicas y los restos del Abelisaurus Comahuensis, uno de los dinosaurios carnívoros más grandes de la Patagonia.

Siguiendo por el Alto Valle, las opciones turísticas son variadas. Los pintorescos pueblos, con sus costumbres y sus tradiciones, hacen de la ruta un paseo inolvidable: General Fernández Oro. Al oeste del departamento General Roca, esta pequeña población alberga el Museo Municipal de General Fernández Oro, ubicado sobre la ruta 65 en la ex-estación de ferrocarril. Es considerado como uno de los más importantes y completos de toda la Patagonia.

Allen, que nació con la llegada del Ferrocarril en 1910, cuando se instaló una estación para los colonos de la zona; M. Guerrico; J.J. Gómez, General Roca, especial para cabalgatas. Finalmente, Chichinales, conocido como el “Portal del Valle”, fue la primera colonia en la zona en convertirse en un pueblo del Alto Valle. Los pueblos mapuches lo llamaban “Curú-Leufú”.

Agroturismo en el Valle Medio

Esta comarca está integrada por siete pueblos que se encuentran en el valle conformado por el transcurso medio del Río Negro: Pomona, Lamarque, Luis Beltrán, ubicados dentro de la gran isla que conforma el río; Choele Choel, Darwin, Coronel Belisle y Chimpay.

La zona tiene muchos lugares pintorescos y de agradable belleza para visitar, siendo el agroturismo el principal atractivo. En sus distintos pueblos, los establecimientos rurales ofrecen al visitante la posibilidad de pasar allí un día o varios, para conocer en profundidad la vida del campo. Otra actividad importante es la pesca en los islotes del río Negro.

Son localidades con intensa actividad frutícola, siendo Choele Choel la ciudad mejor equipada para el turismo y de más fácil acceso, ubicada en la intersección de las rutas nacionales 22 y 250. Se ubicada en la margen izquierda del río Negro, frente a la isla Grande de Choele Choel. Es conocida por dos fiestas importantes en la Patagonia: Fiesta Provincial del Ternero, en mayo; y el Festival Provincial del Folclore, que se celebra en noviembre.

Ver más | turismo.perfil.com

Ver más en Paraíso Dorado | Destinos