Bariloche no pone gran expectativa en el turismo brasileño

La crisis del gobierno de Dilma Rousseff y las devaluaciones de la moneda en ambos países desalientan cualquier pronóstico optimista. Los destinos de Chile son la competencia.

Bariloche no pone gran expectativa en el turismo brasileño
Bariloche no pone gran expectativa en el turismo brasileño

Los agentes turísticos no tienen muchas esperanzas. Saben que el turismo brasileño no volverá a ser lo que fue años atrás en Bariloche. Sin embargo, un número generoso de empresarios barilochenses decidió acompañar al gobernador Alberto Weretilneck en la comitiva que partió ayer rumbo a Brasil, en el marco de un plan promocional propuesto por el Banco do Brasil.

“Son muchos los factores que conspiran nuevamente contra una excelente temporada. La inestabilidad política y económica de Brasil complica cualquier salida internacional desde ese país. Años atrás, la gente viajaba a todos lados. Si no venían a Bariloche, se iban a Miami y a Europa. Hoy, la situación económica cambió y no es solo un problema de Bariloche y Argentina”, remarcó Jorge Batica, presidente de Turismo Integral Patagónico, la principal operadora con turismo de Brasil.

Seducidos por el producto nieve, alrededor de 40.000 brasileños llegaron a visitar Bariloche por año, a partir de 2006. Sin embargo, la erupción del volcán Puyehue-cordón Caulle y la suspensión de los vuelos a Bariloche durante más de siete meses precipitó la caída del mercado turístico brasileño en 2011. Ese año, sólo 5.000 turistas del país vecino arribaron a la ciudad.

En mayo del 2015, una nueva erupción, la del volcán Calbuco, hizo que muchos brasileños desistieran nuevamente de visitar el sur argentino. Algunos referentes del sector turístico reconocieron en ese momento que era difícil competir con un destino como Santiago de Chile que combinaba “nieve y compras”.

Promociones

Tres años atrás, los brasileños solían comprar los paquetes turísticos en marzo o abril para la temporada invernal. Con el auge de la venta “on line”, los viajes terminan definiéndose con no más de dos meses de antelación.

Este año, el empresariado barilochense apuesta a lanzar las promociones en mayo. A la vez, el Banco do Brasil ofrecerá paquetes turísticos con beneficios para sus clientes.

“Ya no es el Brasil de hace un tiempo. El dólar ha perdido competitividad. No solo está caro sino que está volátil y todo esto no ayuda a tomar decisiones. Argentina ya no les resulta barato. Pero habrá que hacer mucho esfuerzo en promoción y esperar que las cosas cambien. La ventaja es que estamos cerca y Argentina les resulta accesible”, indicó Batica.

Bariloche cuenta con otra desventaja para atraer al turismo de Brasil. En 2006 y 2007, llegaban al aeropuerto local alrededor de 18 chárteres por semana. “Hasta ahora, no hay vuelos directos. Sí hay muchas reservas con combinaciones directas en Aeroparque y de servicios integrados entre Buenos Aires y Bariloche”, agregó Batica.

Ver más | rionegro.com.ar

Ver más en Paraíso Dorado | Tendencias