Brasil en auto. Una interesante opción turística

Viajar en auto a Brasil es una excelente opción para las vacaciones. Brasil ofrece un destacado circuito turístico: Foz de Iguazú, Curitiba y Camboriú son algunas de propuestas. ​​ Con playas paradisíacas, ciudades históricas y variadas invitaciones a disfrutar el turismo ecológico, Brasil encanta a miles de turistas cada año.

Carretera-Brasil

Los visitantes siguen eligiendo el país para disfrutar de sus vacaciones. Brasil siempre asegura buen clima, tranquilidad, buenos servicios y, sobre todo, buena onda.

Viajando desde Buenos Aires hasta Foz de Iguazú son 1.350 km, las rutas están en buen estado y no es complicado manejar en Brasil. Foz de Iguazú, Curitiba y Camboriú están separadas por distancias accesibles para aprovechar el auto y poder recorrer durante la estadía:

Foz de Iguazú – Curitiba: 636,23 KM

Curitiba – Camboriú: 224 KM

El trayecto empieza por Foz de Iguazú, uno de los mayores centros turísticos de América del Sur, gracias a las Cataratas del Iguazú. Una postal que se propaga a los territorios de Brasil y Argentina, que ocupa un área de 2.7 kilómetros en la frontera de los dos países.

Elegido en 2012 como una de las nuevas Siete Maravillas del Mundo, a las cataratas se suma al Parque Nacional, elegido en 1986 por la UNESCO como Patrimonio Mundial Natural. En este sentido, el Parque cuenta con una de las mayores reservas forestales de América del Sur y preserva la riqueza de flora y fauna tropical, donde se pueden realizar, y un paseo en barco muy cerca de las cascadas, caminatas por el bosque y la práctica del Atlántico deportes de aventura como rafting, rappel y escalada de árboles.

Después de las maravillas de las cataratas, Curitiba, la capital de Paraná, es el siguiente destino. Definida como cosmopolita y moderna, la ciudad es vista como un verdadero ejemplo de ciudad de Brasil y está considerada una de las capitales con mejor calidad de vida de todo el país y con una gran diversidad cultural.

El punto de reunión clásico es la Calle de las Flores, un extenso paseo cubierto donde se pueden disfrutar las numerosas atracciones de la ciudad: el Teatro Ópera de Arame, el Teatro Guaíra, el Museo Ferroviario, el Museo Oscar Niemeyer, el Centro Histórico, el barrio Santa Felicidade o los más de 30 parques ecológicos que la rodean.

Asimismo, Curitiba es el sitio ideal para iniciar el camino de una serie de excursiones inolvidables, como por ejemplo Foz do Iguazú, destino con el que el turista quedará maravillado por las cataratas, uno de los espectáculos naturales más sensacionales del mundo; mientras que otra posibilidad es dirigirse hacia el mar y conocer la encantadora Ilha do Mel, un escenario de bellezas salvajes inexploradas y playas vírgenes.

Como destino final, Camboriú es el sitio ideal para los turistas que buscan diversión, hermosas playas, vida cultural y una intensa vida nocturna. La ciudad tiene ubicación privilegiada, cuenta con excelente infraestructura turística y diversas atracciones como surf y ecoturismo. Porto Belo y Bombinhas son dos propuestas excelentes para aprovechar: ciudades encantadoras con imperdibles playas de agua cristalina y muy buena estructura de bares, hoteles y restaurantes.

La cocina típica de Camboriú está basada en mariscos, calamares, pulpos, cangrejos, ostras y camarones. Asimismo, el lugar es dueño de un hermoso trabajo de artesanía a base de cerámica, huesos, coco, piedras ásperas, alambre.

Sobre el turismo en Brasil

Con un agradable clima tropical, playas y florestas exuberantes, rica cultura y un fascinante estilo de vida, Brasil es uno de los países más atractivos para visitar hoy. Es opción accesible para viajes de parejas, en familia o para negocios.

Más información en: www.visitbrasil.com