Efecto dólar ya se nota en el turismo

Estadísticas oficiales. Efecto dólar ya se nota en el turismo: los argentinos viajan menos y llegan más extranjeros

Según el INDEC, el turismo emisivo cayó 4,6% y el receptivo subió 4,9%.

Las estadísticas oficiales sobre la cantidad de viajeros que llegan y salen de la Argentina empezaron a reflejar cómo está afectando la suba del tipo de cambio al negocio turístico. En julio, según datos del INDEC, el turismo emisivo cayó 4,6% de manera interanual, mientras que el receptivo, registró un crecimiento del 6,9%.

Sucede que, con un dólar cercano a los $39, la franja de asalariados que podía acceder a cualquier destino, aun valiéndose de una amplia financiación, ya no puede hacerlo. Esa posibilidad quedó circunscripta a un segmento de familias que tiene sus ahorros dolarizados y espera el mejor momento para gastarlos.

Según Pablo Aperio, gerente general de la agencia TTS Viajes, “todos bajaron un escalón: quienes solían ir al Caribe, optan por Brasil o buscan un destino más próximo, que se adapte a su presupuesto. O directamente se vuelcan al turismo local, sin la participación de la agencia de viajes”, cuenta. El directivo reconoce que, en los últimos meses, “hubo una desaceleración de las consultas y también en la cantidad de ventas cerradas, especialmente en el turismo emisivo.

Maximiliano González, director comercial de Costa Cruceros, habla de una caída del mercado de aproximadamente un 30% de las ventas, desde mayo en ese segmento. “Para nuestra compañía, ese número fue más bajo, no llega al 20%. Sin embargo, es crucial lo que ocurra con el dólar en las próximas semanas”, dice. Dado que ya están comenzando las ventas de los cruceros en el verano hacia Brasil. Y en este segmento es donde más se está viendo el deterioro de las ventas.

Según González, lo que se está viendo, a partir de la depreciación de la moneda local, son “las ventas de último minuto”, cuando -hasta hace unos meses- este tipo de paseos se vendían con cinco o seis meses de anticipación. “Hoy la demanda tiene mucha volatilidad según el tipo de cambio”, cuenta. “El registro de nuestras ventas es como un electrocardiograma, con subas y bajas durante el mismo día, al ritmo de la cotización del dólar”, asegura.

La otra cara de la moneda es el incentivo de los hoteleros locales que ven, en la suba de la divisa norteamericana, una buena oportunidad ya sea del turismo local como de los turistas extranjeros. En este sentido, Gonzalo Pereira, de la cadena hotelera Álvarez Argüelles, asegura que la ocupación en los 13 hoteles que tiene la cadena, está aumentando. Si bien no pudieron aumentar las tarifas según el nivel de dólar. “Preferimos una mayor ocupación con tarifas más convenientes”. Y detalló que los movimientos más importantes se dieron en las zonas más susceptibles de recibir viajeros de los países limítrofes, como Brasil, Chile y Uruguay.

La inflación y la suba del dólar augura aumentos de por lo menos el 25% para este verano en los alquileres de la Costa Atlántica. Los peajes subirían en el mismo porcentaje. En esa línea, la Cámara de hoteleros está reclamando al sector que los incrementos no se hagan en función de la suba del dólar. Junto con la Secretaría de Turismo de la Nación trabajan en evitar el traslado a precios de la suba de la divisa.

Ver más | clarin.com

Otros artículos interesantes...