El Palmar, maravilla del Litoral argentino

Las palmeras de Yatay dan vida a este Parque Nacional. Cabalgatas y paseos en bicicleta, canotaje y los atardeceres más lindos del país.

El Palmar, maravilla del Litoral argentino
El Palmar, maravilla del Litoral argentino.

Sobre el río Uruguay, en la provincia de Entre Ríos, se extienden las 8.500 hectáreas del Parque Nacional El Palmar, creado en 1966 con el fin de preservar los palmares de Yatay. En su interior, ofrece una amplia gama de alternativas para introducirse en los ambientes naturales y en su patrimonio cultural, pudiéndoselo recorrer en automóvil, bicicleta, en cabalgata o a pie, según los caminos que se elijan.

El parque cuenta con camping, baños, luz eléctrica, proveeduría, restaurantes y alquiler de parrillas; además del Refugio Vida Silvestre “La Aurora del Palmar”, ubicado enfrente, que también ofrece camping, comedor y hospedaje en vagones de un ferrocarril reacondicionado. También se organizan cabalgatas y caminatas por sus 200 hectáreas de yatayzal, y excursiones en canoa por el arroyo El Palmar.

Uno de los paseos en automóvil es el que llega hasta las ruinas de la Calera del Palmar y la playa del río Uruguay, que consta de 3 kilómetros de área recreativa; sigue por el Mirador del Arroyo El Palmar, ubicado a 7 kilómetros de la costa del río, y a 11 kilómetros, se arriba a La Glorieta, una elevación en medio de un abigarrado yatayzal.

También se puede realizar en bicicleta el camino hacia el arroyo de Los Loros, en cuyas aguas se bañan carpinchos y lobitos de río.
El parque ofrece cinco senderos para realizar paseos exclusivamente a pie: uno de ellos es “El Mollar”, que parte desde el camping y recorre 1.400 metros en círculo sobre una zona de transición entre la selva de la rivera y el monte xerófilo, donde se puede apreciar la cantidad de especies arbóreas.

El sendero Calera del Palmar parte desde la Intendencia y se abre paso a través del bosque en galería hasta llegar al monumento histórico, el recorrido es de 1.000 metros y suele ser un tanto resbaladizo por tramos. El tercer recorrido sigue por 300 metros una huella que se adentra en el pastizal y la franja selvática hasta llegar al mirador del arroyo El Palmar, mientras que desde La Glorieta se baja por un camino hacia otro tramo del arroyo de playas arenosas.

La Glorieta es el punto ideal para pasar el atardecer, ya que desde allí pueden apreciarse las siluetas recortadas de las palmeras y los vuelos de las aves que cortan el violáceo del cielo. En tanto, las barrancas de río Uruguay y el Área Recreativa son los sitios obligados para disfrutar tanto del amanecer como para pasar las noches de luna llena, que tiñe de plateado las aguas del río.

Ver más | turismo.perfil.com

Ver más en Paraíso Dorado | Destinos