En 2015 la visita al Louvre se hace más “amigable”

No creo que la saturación delante de obras como la Gioconda vaya a desaparecer, pero si logramos que las colas para entrar se reduzcan, ya será una visita más agradable. En 2015 se pone en marcha el Proyecto Pirámide, que hará la visita al Museo del Louvre más amigable.

gioconda

Realmente creo haber tenido suerte en mis anteriores visitas al Louvre, ya que no he tenido que guardar grandes colas para entrar, pero es cierto que cada año que pasa el número de visitantes aumenta y parece incomprensible que un espacio como este no disponga aún de venta de entradas online.

Esa será una de las mejoras para el año que viene, que intenta adaptar a los nuevos tiempos uno de los museos más visitados del mundo (cerca de diez millones de visitas anuales).

Mejores accesos, ampliación del número de taquillas y un acercamiento a todo tipo de visitante para que aprovechen el recorrido al máximo son algunos de los objetivos de este proyecto surgido de la decisión del nuevo director del Louvre tras ponerse en la piel de un turista más y comprobar por sí mismo las largas colas que había que hacer hasta lograr entrar.

En concreto, padeció dos horas y media de espera, tiempo que se puede alargar hasta cuatro horas en los días de mayor afluencia. No me extraña que, en esos casos, muchos visitantes se echen atrás… ¿Y no es una lástima dejar pasar la oportunidad de conocer el Louvre?

Hasta ahora, la única manera de ahorrarse las largas colas era disponiendo de un pase turístico pero no es una opción adoptada por todos. Disponer de la entrada online y duplicar el número de accesos al museo aligerará el tránsito de visitantes.

Estas mejoras logísticas que requieren una inversión millonaria darán sus frutos por completo dentro de dos años. Valdrá la pena reducir el tiempo de espera para entrar y emplear esas horas disfrutando de la inmensa colección de arte del museo.

No sé si habréis sufrido esas colas para poder entrar al museo, yo como digo he tenido bastante suerte hasta el momento. En cualquier caso a partir de 2015 la visita al Louvre se hace más amigable y todos los visitantes, turistas y parisinos, lo agradecerán. ¿Habrá también una mejora en el precio de la entrada?

Ver más | diariodelviajero.com