La historia de La Alondra Factoría

La historia de La Alondra Factoría.

La historia de La Alondra Factoría
La historia de La Alondra Factoría.

Una vieja Fábrica, que La Alondra adquiere de una heredera, Ofelia Centurión Pueyrredón. Se recicla, se ponen en valor sus espacios, la decoración nos lleva de la mano por un recorrido que cuenta una historia, la historia de Paraguay. Los objetos nos hablan, cartas, diarios de viaje, su vida, su historia. Algunos detalles de la vida de la afortunada heredera se pueden vislumbrar en algunas vitrinas donde se exhiben fragmentos de su diario escrito a mano, y que hoy conjuntamente con objetos antiguos, forman parte de la colección privada de la Alondra.

Al ingresar al edificio, una antigua factoría del Paraguay, comienza un viaje al pasado. La historia cuenta que fue propiedad de una familia de larga tradición, que hizo buena fortuna desde mediados del siglo XIX, por su cercanía con el gobernante Carlos Antonio López, y mantuvo su prestigio por 4 generaciones, dedicándose al comercio exterior, y a actividades productivas varias. Quienes trabajan allí cuentan que La Alondra Factoría se instala en dicho edificio, luego de recuperarlo del abandono, por haber estado cerrado desde 1960.

Es así que años después, la vieja fábrica se convierte en La Alondra Hotel Factoría de Asunción, y su ambientación conserva la estructura fabril de sus mejores tiempos, así como las pertenencias de quienes allí habitaron en diferentes épocas. El juego conceptual logra mezclar en una estructura típicamente fabril con objetos antiguos, ambientes amplios y mucha presencia de hierro, azulejo y ladrillos a la vista.  Van apareciendo diferentes personajes de la familia, la hija soltera, que se hace monja, el naturalista. Vale la pena tomarse el tiempo de recorrer los pasillos, los ambientes e ir reconociendo en los retratos, en las fotos, cada uno de ellos.

El proyecto demoró 23 meses en ser construido y requirió de profesionales de todas las áreas trabajando en conjunto. Museólogo e historiador no faltaron en el equipo. ¿El resultado?

La historia del lugar se conjuga en un espacio cubierto de 2400 metros cuadrados entre áreas públicas yespacios exclusivos para huéspedes. Biblioteca de doble altura y dos niveles de madera oscura, un Salón Rojocon una imponente mesa de madera para 22 personas, barra y cava a la vista, un Bistró para 60 comensales y un gran patio con fuente y piscina, apto para eventos sociales y corporativos. En cuanto al espacio privado del huésped hay 17 habitaciones repartidas en tres cuatro categorías: Alondra, dos tipos de Suites y dos Lofts de 150 m2. El Puente es el living exclusivo para el descanso y privacidad del huésped.

Entonces… ¿es realidad o ficción?

Factoría nació de la ficción, no existió la Fabrica ni Ofelia y su familia.  Fueron naciendo y tomando vida en las reuniones entre creativos que fueron moldeando la historia de Ofelia para contar y rescatar la cultura Paraguaya. Las paredes viejas son nuevas, los personajes, encarnan la vida de tantas otras familias que pueden haber tenido una historia similar. Un trabajo de excelencia que logro plasmar realidad de la ficción.

Los objetos expuestos si son reales. Detrás, un minucioso trabajo de encontrar cada pieza en diferentes anticuarios de Paraguay para contar una historia en forma romántica, sin melancolía y con mucho respeto por el pasado.  Una gran puesta en valor de la historia.

Se realizaron a medida desde los ladrillos que parecen antiguos hasta la herrería del hotel, que es artesanal. Se usaron materiales nobles como maderas recicladas, chapas de demolición. Juego de texturas, encontrando entre otras lino y terciopelo. El resultado: espacios descontracturados y elegantes, un excelente logro!

Es imposible ingresar a La Alondra Factoría, sin esbozar un Wowww! cada espacio sorprende a medida que uno entra en la vida de Ofelia.

Un concepto bien único que merece ser aplaudido, ya que entre realidad y ficción, verán que la ficción se transforma en realidad, uno se deja atrapar, entra en el túnel del tiempo, los personajes cobra vida. No es imposible que de repente aparezca uno de los familiares de Ofelia, o la propia Ofelia, vestida de época, deambulando entre los espacios del hotel.

Dice Valeria Rolón “Lo que el huésped tarda en percibir es que, en realidad, lo que realmente convierte a La Alondra Hotel Factoría en algo extraordinario es que ha construido una fábrica, desde sus ladrillos, para albergar un hotel.”

Una historia cautivante, que involucre al visitante y los hace soñar al igual que los creadores. Valeria Rolón y su equipo de creativos lo lograron: le dieron vida a una historia, hicieron de su hotel un destino.  Asunción en agenda!

Para reservas o visitas: reservas@laalondra.com.py

Ver más | infopaso.com.ar

Ver más en Paraíso Dorado | Destinos