Los cinco cañones más espectaculares

Probablemente sea el primero en venir a la mente cuando se habla de un cañón: esta impresionante garganta en Arizona -nacida de la erosión del río Colorado- está protegida por el parque nacional más visitado de Estados Unidos. Patrimonio de la Humanidad, tiene unas dimensiones dignas de la gigantesca geografía norteamericana: 446 kilómetros de largo, 29 de ancho, 1850 metros de profundidad.

Los cinco cañones más espectaculares

Se cree que el proceso de erosión que lo talló -en una zona durante miles de años dominio exclusivo de etnias nativas, para las que era un sitio sagrado- comenzó hace unos 17 millones de años. La orilla norte suele abrir de mediados de mayo a mediados de octubre, en tanto la sur suele ser accesible todo el año. Se lo puede visitar a pie, a lomo de mula, haciendo rafting y, sobre todo, en helicóptero o avioneta para tener la vista más espectacular sobre las paredes de piedra que revelan los estratos geológicos que formaron las altas paredes del cañón. La tribu hualapai inauguró también sobre sus tierras el paseo Grand Canyon Skywalk, con un vertiginoso piso de vidrio.

Ver más en Paraíso Dorado | Viajero

2 EL CÓNDOR PASA… POR EL COLCA

Es el auténtico reino de los cóndores, uno de los mejores lugares de los Andes para avistar el ave majestuosa que planea sobre las profundidades del cañón. Las mediciones varían, pero se estima que el cañón del Colca alcanza una profundidad máxima de 4100 metros, suficiente para convertirlo en el segundo más profundo del mundo. Esta gran hendidura fue excavada por el río Colca con ayuda de otros procesos como el crecimiento de los Andes, el derretimiento de glaciares y la actividad volcánica. Se lo visita partiendo de Arequipa, la ciudad blanca, y es posible alojarse en alguno de los varios pueblos del valle -como Chivay, al pie del Nevado Mismi- para partir al amanecer a observar los cóndores. Otra de las maravillas de la región son las terrazas de cultivo, construidas hace unos 1500 años y todavía utilizadas para la siembra de maíz, papa y quinoa.

3 LAS GARGANTAS DEL VERDON

Este cañón, excavado por la erosión del río Verdon, se encuentra en la región prealpina del sur de Francia y está considerado como uno de los paisajes más espectaculares de Europa. La profundidad de la garganta oscila entre los 250 y 700 metros, con un ancho que va de los 6 a los 100 metros a nivel del río. Si se mide en la parte superior del cañón, la distancia de una orilla a otra varía entre los 200 y los 1500 metros. Pero lo más espectacular es el color turquesa del río, que contribuyó a popularizar el lugar como sitio turístico hacia fines del siglo XIX: de hecho, el cañón fue cartografiado tardíamente, apenas algunos años antes de la Revolución Francesa. El Touring Club de Francia abrió en 1906 el primer sendero para bajar hasta la garganta y luego los turistas ingleses -siempre pioneros- hicieron el resto del trabajo de difusión. Hoy es un área protegida que atrae a numerosos visitantes en verano, con dos itinerarios disponibles: uno sobre la orilla derecha -de Castellane a Moustiers-Sainte-Marie- y otro sobre la orilla izquierda -de Aiguines a Castellane-. A lo largo del camino hay varios miradores, con vistas espectaculares sobre el río, cascadas y algunas represas.

4 DESFILADERO DE SIQ

La imagen es célebre: dos paredes de piedra, estrechas y en sombra se abren al fondo y dejan ver como en un rayo de luz parte de las columnas de Petra, la misteriosa ciudad jordana. Estas paredes pertenecen al desfiladero de Siq, un estrecho cañón que en algunos sectores no supera los 3 metros de ancho y recorre unos 1200 metros hasta desembocar en el Tesoro, uno de los principales monumentos de Petra. Aquí no hubo río: se trata de una falla tectónica, a la que luego se sumó la erosión del agua. Recorriendo la garganta del Siq es posible sentirse dentro de Indiana Jones y los cazadores del Arca Perdida: el personaje de Steven Spielberg atravesaba a caballo este estrecho desfiladero que conserva intacta su aura de leyenda y misterio. Sobre todo si se lo visita de noche, a la luz de las antorchas, que dibujan figuras fantasmagóricas sobre las paredes de roca ocre y rosa.

5 KING’S CANYON

El gran cañón australiano se encuentra en el Parque Nacional de Watarrka, en el misterioso Territorio del Norte. Por el fondo, entre paredes que superan los 100 metros de altura, corre el King’s Creek. El cañón tiene tres senderos -uno es el King’s Canyon Rim, de 6 kilómetros de extensión- y se desaconseja caminar fuera de los sitios indicados porque el sitio es sagrado para la cultura aborigen. King’s Canyon tiene también el encanto de lo inaccesible: se encuentra lejos de todo, a 330 kilómetros de Alice Springs, y aunque tiene sólo un kilómetro impresiona por la forma en que sus paredes de roca rojo vivo caen a pico sobre el terreno. Conviene visitarlo en épocas de clima más moderado, entre junio y septiembre, ya que el Territorio del Norte tiene una gran zona de desierto sujeta a temperaturas extremas.

Ver más | lanacion.com.ar

Ver más en Paraíso Dorado | Viajero