Ocelote, el más grande de los pequeños gatos manchados

Ocelote. Leopardus pardalis, el más grande de los pequeños gatos manchados.

Ocelote, el más grande de los pequeños gatos manchados

DESCRIPCIÓN GENERAL: Es el más grande de los pequeños gatos manchados, y uno de los más vistosos por las alargadas y caprichosas figuras de su  piel, de cuerpo alargado y compacto. El dorso es gris a canela, con manchas negras que forman estrías hacia el cuello y manchas elongadas en el cuerpo. Tiene la cola corta, bandas incompletas, y extremidades robustas. Su cabeza es redondeada, de hocico algo prominente, con ojos grandes y orejas retrasadas, cuello largo y angosto. Su pelaje es denso, corto y lustroso. La coloración de fondo varía del gris blanquecino al amarillento, y se va aclarando desde las partes más altas del dorso hacia el vientre. Las partes inferiores son blancas, así como la garganta, las mejillas, el extremo del hocico, los costados de los ojos y una amplia mancha por detrás de las orejas. Las manchas y bandas se extienden a la superficie dorsal de los miembros hacia el vientre, cuyo color básico es blanco con algunas manchas negras. Sus costumbres son mejor conocidas que las de otras especies de América del Sur.

DISTRIBUCIÓN: Desde el sur de Estados Unidos hasta Paraguay y norte de Argentina. En Argentina, en las provincias de Misiones, posiblemente norte de Corrientes, Norte de Santa Fe, Chaco, Formosa, franja central de Salta y Tucumán, sudeste de Jujuy, y con dudas en la provincia de Santiago del Estero. Antiguamente más al sur, posiblemente hasta el sur de Entre Ríos.

HÁBITATS Y HÁBITOS: En nuestro país habita la Selva Paranaense (donde parece más abundante que en otros ecosistemas del país), y las ecorregiones del chaco y las yungas. En otras regiones del continente vive en terrenos más abiertos, como los llanos de Venezuela y las estepas arbustivas del sur de los Estados Unidos, mientras que en la Argentina parece estrictamente asociado a los bosques.

Es solitario durante la mayor parte del año, formando parejas estables durante el período reproductivo. Es mayormente nocturno, se mueve con frecuencia durante la mañana y las últimas horas de la tarde, recorriendo entre 1 y 8 km. Se alimenta de aves y pequeños mamíferos, también reptiles y anfibios. Sus presas más frecuentes se hallan entre los 0,5-6 kg de peso. Habita cuevas y huecos de árboles. Tiene dos a tres crías por año, una camada por año. Caza mayormente de noche en el suelo. Es buen nadador y trepador. En estado silvestre vive de 8 a 10 años, mientras que en cautiverio alcanza la edad de 20 años.

CONSERVACIÓN: Su piel fue una de las más buscadas para satisfacer el comercio peletero y de artesanías. Durante la década de 1960 y hasta la de 1980 se lo explotaba legalmente. Hoy ha desaparecido de muchas regiones, como la provincia de Corrientes. Sin embargo, y a pesar de estos problemas, continúa siendo unos de los felinos silvestres más comunes de la Argentina, y no presenta-por el momento- serios problemas de conservación.

FUENTES:

– Canevari, M. y C. Fernández Balboa, 2003. 100 mamíferos argentinos. Editorial Albatros. Buenos Aires. 160 pp.

– Parera, A., 2002. Los Mamíferos de la Argentina y la región austral de Sudamérica. Editorial El Ateneo. Buenos Aires. 453 pp.

– Redford, K.H. y J.F. Eisenberg, 1992.  Mammals of the Neotropics. The Southern Cone. Volume 2. The University of Chicago Press.

Ver más | sib.gov.ar

Ver más en Paraíso Dorado | Naturaleza