Plataforma antártica se derrite 10 veces más rápido que lo previsto

La plataforma de hielo más grande del mundo se derrite diez veces más rápido de lo esperado por el calentamiento del océano provocado por la energía solar. Esto tiene un impacto directo en el nivel del mar a largo plazo.

Un equipo de científicos del Instituto Nacional de Investigación del Agua y la Atmósfera de Nueva Zelanda (NIWA, por sus siglas en inglés), la Universidad de Cambridge y la British Antarctic Survey pasaron varios años estudiando cómo la barrera de hielo de Ross, en la Antártida, interactuaba con el océano que se encuentra debajo de ella y en los alrededores. Los resultados fueron publicados y son alarmantes.

Al realizar las mediciones descubrieron que el derretimiento del hielo no solo era a causa del agua cálida de las profundidades, sino que el océano superficial calentado por energía del Sol también desempeña un papel crucial en la fusión de las plataformas de hieloY como consecuencia, la barrera de hielo más grande del mundo, que cubre un área similar a las de las provincias de Santa Cruz y Chubut juntas, se está derritiendo 10 veces más rápido de lo que se creía anteriormente.

Los hallazgos sugieren que la velocidad a la que se funde el hielo, debajo de una parte delgada y estructuralmente importante de la plataforma, está más unida a los cambios de la superficie del océano de lo que se suponía.

Panorama futuro

Aunque se considera que la Plataforma de hielo de Ross es relativamente estable, los nuevos estudios muestran que puede ser más vulnerable de lo que se pensaba hasta ahora, y que podría verse afectada si la fusión se sigue incrementando.

Los investigadores señalan que la fusión medida por el estudio no implica que la plataforma de hielo esté actualmente inestable. El hielo perdido al fundirse debido a la entrada de agua tibia se equilibra aproximadamente con las entradas de hielo procedentes de la alimentación de los glaciares y la acumulación de nieve. Sin embargo, este equilibrio depende de la estabilidad proporcionada por el punto de anclaje de la isla Ross, que el nuevo estudio identifica como un punto de la vulnerabilidad futura.

La pérdida de las plataformas de hielo supone una eliminación de una barrera natural que evita que los glaciares viertan agua al océano, lo que provocaría un mayor aumento del nivel del marEl cambio climático puede provocar una disminución aún mayor del hielo marino y mayores temperaturas en la superficie del océano en el mar de Ross, lo que sugiere que los índices de fusión en esta región aumentarán en el futuro.

Ver Más | meteored