Turismo de shopping: la nueva tentación de países emergentes

¿Y quién no ha sido seducido por una vitrina de algún shopping? Más que una respuesta afirmativa, el turismo de compras es ahora la tendencia más top de economías emergentes como China, India y Japón.

turismo-shopping

Los gustos mutan. El 50% de las personas que hicieron turismo en 2014 escogieron el destino no por sus bellezas naturales, su tranquilidad o su vida nocturna sino por los shopping o cadenas comerciales que tendrían como opción para visitar. Así lo revela el reciente estudio de la Organización Mundial del Turismo (OMT) que, además, grafica que los chinos gastaron más de 100 millones de dólares en compras.

La tendencia no sólo es positiva para las grandes marcas sino para las economías de los países visitados. Taleb Rifai, secretario de la OMT indicó que “el shopping se está convirtiendo en un importante componente de la cadena de valor del turismo”, además de incrementar el Producto Interno Bruto, porque el turista no sólo se lleva bolsas repletas de mercancías sino que, también, gasta en hospedaje, comida, transporte y demás actividades que generan una ganancia al Estado, a través del cobro de impuestos.

La competitividad es otro factor decisivo, debido a que el mismo organismo divulgó la triada mágica del éxito: calidad + autenticidad + entretenimiento = país seleccionado. Turistas de economías emergentes como China, India, Rusia y Brasil escogen ir de vacaciones al lugar que ofrezca el cóctel más suculento.

Barcelona, un paseo de gracia

La ciudad española se ubica como el principal destino internacional de compras. Pese a la crisis, Barcelona es la primera ciudad de Europa en la que el turista destina el mayor porcentaje de su viaje a las compras. El Paseo de Gracia y los alrededores de la Plaza Cataluña son los lugares preferidos por el visitante.

Firmas como Armani, Adidas, Valentino y Carolina Herrera son las más tentativas durante el recorrido de cinco kilómetros que conecta al paseo con la Rambla, otra de las zonas prometedoras en cuanto a oferta gastronómica.

El informe indica que Barcelona es la favorita de turistas latinoamericanos y asiáticos, estos últimos representan el 24% del total de las ventas promedio.

La segunda plaza más visitada es París. Con la campaña de 2014 “Shopping by París” atrajo a millones de turistas, quienes recibieron un 10% de descuento en más de 270 tiendas. La Vallée Village fue el outlet más visitado debido a sus bajas tarifas y la calidad de los productos ofrecidos.

El triángulo cierra con una ciudad que ya es un clásico: Nueva York. Los más de 12.000 establecimientos comerciales de la Gran Manzana recibieron cerca de 53 millones de visitantes, según cifras de la OMT.  Las cadenas más visitadas fueron Apple Store, Bergdorf Goodman, Abercrombie & Fitch, Banana Republic, Gucci, H&M, Michael Kors, Prada, Victoria’s Secret y Tiffany & Co.

Pueblos de cristal

El concepto de Turismo de Shopping es tan global que existen pequeños pueblos cerrados dedicados exclusivamente a las compras y que son conocidos como “Chic Outlet Shopping Villages”. A través de sus cristales, más de 100 tiendas ofrecen productos de alta calidad; casi todos caracterizados por un sello de autor único.

El proyecto, liderado por la empresa Value Retail se expande por nueve países europeos y recientemente abrió sus puertas en Suzhou, uno de los barrios más caros de China. Los pertenecientes a Europa están distribuidos de la siguiente forma: Bicester Village en Londres, Kildare Village en Dublín, Maasmechelen Villages en Bruselas, La Valleé Village en París, Las Rozas Village en Madrid, La Roca Village en Barcelona, Fidenza Village en Milán, Wertheim Village en Fráncfort e Ingolstadt Village en Múnich.

Las ventajas ofrecidas por estos nuevos paraísos turísticos son precios reducidos hasta en un 60%, casi todos los días del año y tiendas temporales de diseñadores exclusivos.

En Barcelona, los rusos representan un 21,8 % en el total de las ventas dentro de la villa, seguido por los chinos con un 6,7 %. Asimismo, la escuela de negocios española ESADE indicó que el 21% de los visitantes de estas cadenas son asiáticos, a quienes se les debe el 40% de las ventas globales de todas las villas.

Sueños libres de impuestos

Una buena opción para los turistas es emplear el servicio de Tax-Free en sus compras. Consiste en comprar en cadenas afiliadas que permiten el acceso a los productos sin pagar el valor correspondiente al impuesto o, en algunos casos, tramitar la devolución del mismo luego de la compra.

El Impuesto Global Azul Freeofrece ahorros en más de 270 mil tiendas en todo el mundo. Por ejemplo, en Europa se tiene que superar una compra de 175 euros, en una misma jornada y tienda, para acceder al beneficio; seguido por la solicitud de un formulario que debe ir sellado por la cadena comercial correspondiente. Algunas tiendas hacen el reembolso de inmediato, en otras se debe tramitar en la aduana una vez se regrese al país de origen.

Tendencias y opciones innovadoras como estas se darán a conocer a partir del 29 de enero de este año, cuando la OMT desarrolle la primera Conferencia Internacional sobre Turismo de Compras en Madrid, con la presencia de expertos de Nueva York, Londres, España y la mundial Innova TaxFree, proveedora del servicio en toda Europa.

Texto: Osjanny Montero González

Ver más | todoparaviajar.com